El hogar, una empresa familiar.

El hogar, una empresa familiarNunca te lo había planteado de esa forma, dirigir y administrar el hogar familiar no es otra cosa que una pequeña empresa familiar, donde hay que tomar decisiones para que tanto en dinero como en tiempo, cunda y se rinda lo más posible, que todos participen y cooperen para que sea rentable y pueda llevarse adelante. 

Administrar las tareas domesticas (cocinar, lavar, limpiar y más), financieras, escolares, médicos, tutorías, clases extraescolares, deportes, realizar la compra de alimentación, decidir lo que comer cada día, ayudar a los hijos en sus estudios, jugar con ellos, llevarlos de paseo o al cine,  que ropa o mobiliario comprar, pintar y renovar lo que este defectuoso y si no se me olvida nada, programar las vacaciones.

¿Hay alguna empresa por muy chica que sea, que tenga tantas tareas como la del Hogar? ¿Por qué no tenerla en cuenta como una empresa?

1-      Si deciden que sea una sola persona la encargada del hogar, sea hombre o mujer, debería poder estar dada de alta como autónomo o empleado del hogar, y de esta forma cotizar para el día de mañana cobrar su jubilación, que también tiene derecho, tener sus pagas y lo más valioso sus vacaciones.

2-      Que los que están trabajando en otra empresa, cónyuge e hijos, aporten la cantidad que le corresponde a quien decida encargarse del hogar, según el alta de autónomo o empleado del hogar, como harían en el caso de vivir solteros, viudos o personas mayores, los cuales normalmente contratan alguien para que les organice el hogar a cambio de un dinero por día o mensual si están dado de alta, o es que por ser alguien de la familia lo tiene que hacer gratis.

3-      Como cualquier empresa, tener un horario con sus horas de trabajo máximo, horas de descanso para desayunar y lo más importante, algún día a la semana de descanso y por supuesto vacaciones.

4-      Cuando estén de vacaciones compartan las tareas o se vayan con todo pagado para que todos por igual tengan vacaciones y vuelvan descansado.

5-      Que el día de descanso semanal o festivo, se turnen un día cada uno para realizar lo más necesario, la comida, la cena, organizar la casa, etc. y de esta forma todos tener algún día libre solo para ellos.

6-      Cuando esté enfermo o se tenga que dar de baja, el resto asuman su trabajo o metan a alguien para realizarlo.

7-      Cuando llegue la jubilación, sea para todos igual, compartiendo las tareas del hogar, ya que es la única empresa que nunca cierra, sin tener que esperar para jubilarse a morirse.

8-      La persona que se encargue del hogar, de esta forma tendrá tiempo como todo el mundo para organizarse, y poder tener tiempo libre para sus aficiones, al tener un sueldo le reconocerán el trabajo que realiza y será respetado como cualquiera que elija otro tipo de trabajo, como puede ser el de limpiador, cocinero, etc. en una empresa que no sea familiar, con todos sus derechos según la ley.

No sería maravilloso que todo esto se hiciese realidad, y principalmente que la mujer deje de creer que ella es la única que sabe hacer las cosas del hogar, indistintamente de su nivel cultural, y que los hombres crean que es su obligación hacerlo y además gratis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.