3 thoughts on “Tenía 43 años cuando me diagnosticaron la Fibromialgia

  1. Me veo reflejada en tu historias, pero además te diré que yo tengo diagnosticada la fibro, más del 100% hace más de 10-12años,trabajando en un centro comercial hace 34 años, una familia de 2 hijos y marido, y te diré… Hay días que no puedo mover un dedo, me siento triste, abatida, cansada, no duermo más de 4 ó 5h,de mal humor y además intentando que mi familia no lo note, hay veces que pienso que no sirvo para nada, es decir que en vez de ayudar, doy trabajo eso me hace sentirme peor…… Y sabes lo que hago…. De tripas corazón, esperando que alguien me entienda…. En fin, que te voy a contar!! Ánimo y ayudarnos un@s a otr@s

    • Hola Loreto.
      Sé cómo te sientes, porque yo me sentía antes igual que tú, trabajaba en un centro comercial de administrativa durante 30 años, pero llego la polivalencia, y me negaba hacer cosas que la Fibromialgia me impedía o empeoraba, hasta que de tanto escuchar que no contaba conmigo para nada, y no valoraban mi trabajo administrativo, pedí la cuenta, y me fui.
      Tanto mi medica de cabecera, con el sicólogo de Afibrose, donde soy socia, como el de la mutua, cuando estuve muy mal y me dieron de baja y yo pensaba que no volvería a hacer muchas cosas que ahora hago, me dijeron que tenía que dejar de tirar del carro, y que otros lo hicieran como lo hice yo cuando podía, y lo más importante no sentirme mal y no esperar que lo hagan por si solos, ni que te agradezcan lo que has hecho hasta ahora, aunque si te pidan que les agradezca lo ellos están haciendo ahora.
      Hable con mi marido y mi hijo mayor, y le dije que no podía llevar el trabajo, la casa y el pequeño y que tendrían que hacerlo ellos como yo había estado haciéndolo hasta ahora, me dijeron que no podían que no tenía tiempo, uno porque estaba en la facultad y mi marido trabaja como yo 40 h semanales en una oficina.
      Así que les dije, tendremos que pagarlo, y así fue contratamos a una mujer para hacer todas las cosas de la casa, hasta que mi marido pensó que era tirar el dinero, y desde entonces el se encarga de la casa al completo con jardines y todos, y de la plancha, y yo solo de la comida y la lavadora, y ya me cuesta lo mío, algunos días más que otros.
      Gracias a decir NO, a muchas cosas, a buscar mi sitio de felicidad, tranquilidad, etc., y no hacer esfuerzos, estoy mucho mejo, la alimentación y medicamentos son muy importantes de controlar, como la Silvastatina, que da calambres y dolores musculares, y no te lo dicen los médicos aunque te den brotes y pidas acupuntura como me paso a mí, fue dejarla y ya no me dan brotes, hasta hoy.
      Tu tienes que poner los limites, en tu vida, y no sentirte mal, buscar la paz y la armonía dentro de ti, no es fácil y cuesta bastante, y hace que el corazón se endurezca, pero es tu salud o los demás.
      Pero cuando estuve muy mal, a pesar de los dolores, estuve 2 años en yoga, donde aprendí a relajarme y sentirme bien, y 10 años en natación, las cuales me ayudaron bastante.
      Por muy poco que puedas hacer, no dejes de hacer, natación relajada, yoga, o algún ejercicio a tu ritmo en maquinas, como hago yo ahora en el parque, que son gratis.
      Espero que esto te ayude a entender la Fibromialgia, y saber llevarla lo mejor posible, y no esperes que te entiendan, o se ofrezca a hacer las cosas, mientras las haces tú, piensan que puedes y si no que no lo hagas.
      Se feliz y disfruta de tu tiempo y serenidad y haz lo que te guste, que nunca es tarde para rectificar. Besos y abrazos de Fibromialgia.

  2. Me siento tan identificada…también me acaban de diagnosticar en abril con 43 años. Casada y dos hijos. Trabajadora incansable hasta que empecé a encontrarme tan mal. Llevaba años padeciendo la mayoría de los síntomas y nadie tuvo la brillante idea de remitirme a un reumatólogo hasta abril. La diferencia entre antes y ahora es que todos lo que me ocurría tenía un nombre, bueno u el empeoramiento. Estoy muy agradecida a mi marido y mis hijos por su paciencia y apoyo. Fuera de este círculo, o no te comprenden o te ven como un bicho raro no sabiendo ni cómo hablarte.

    Mi estado actual es adaptación y asumir que me encontraré en muchas ocasiones limitada en mi vida cotidiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.