Visita de Córdoba y Patios de Viana

Visita de Córdoba y Patios de Viana

En reyes nos regalaron mi hijo, mi nuera y nieta, una noche en el Hotel Patios de Córdoba, para el día 15/01/20, para mi marido y yo, por mi cumpleaños.

Nos fuimos en el coche, y aparcamos en un parking cercano, que tiene una oferta de 48h.

El hotel tenía muchos detalle, y era muy bonito por dentro, incluso en el sótano, había ruinas históricas que se podían ver, en la planta baja al estar el suelo de cristal, y había que pasar por ese sitio para ir a desayunar, por cierto venia incluido, y estuvo muy bien, ya que había mucha variedad y para todos los gusto.

La habitación era amplia, y acogedora, y encima del cabecero tenía una frase, que podéis ver en la galería de fotos.

Dejamos las maletas, y nos fuimos a ver los Patios de Viana, de hace 5 siglos, 13 patios cada uno con su nombre y algunas estancias del Palacio Viana.

De todos los patios, lo que me asombro, ver en uno de ellos, la fachada, como una enredadera, de árboles de naranjas, pegados a la pared, bien recortados con sus naranjas y todo, ya lo podréis ver en la galería de foto.

En total son 13 patios medianos, en cada uno había una placa con el nombre del patio y su descripción, no le hice foto y en el folleto que nos dieron viene.

Aquí os dejo el nombre de los patios. Patio de recibo, patio de los gatos, patio de los naranjos, patio de las rejas, patio de la madama, patio de las columnas, el jardín, patio de la alberca, patio del pozo, patio de los jardineros, patio de la capilla, patio del archivo y patio de la cancela, no recuerdo si hice las fotos en el mismo orden.

Almorzamos en la Taberna Santi, la cual tiene también sus años. Un ambiente muy bueno, en patio y comedor y con jamones ibéricos colgados para la venta.

Tomamos el clásico Flamenquín Cordobés, Carrillada ibérica y para compartir, un plato de chocos fritos, de postre tarta de queso y pudding de café todo casero y muy bueno. Lo recomiendo.

Después nos fuimos al hotel a descansar, y luego salimos a dar una vuelta por el centro, el cual estaba cerca del hotel, elegimos un restaurante, donde cenamos muy bien también, con todas las paredes llenas de carteles y fotos de toreros y ferias.

Había tapas y raciones típicas de Córdoba o platos combinados. Nos decidimos, mi marido por un plato combinado, de huevos fritos, chuletas, patatas y ensalada, y yo por pisto con huevo, este plato me sorprendió al ser bastante grande, con una base de patatas en rodajas, el pisto encima y un huevo frito en medio, todo estaba muy bien presentado y muy bueno. Lo recomiendo también, no hice foto y no recuerdo el nombre.

Por la mañana tomamos el desayuno que venia incluido, en un comedor muy acogedor, que por cierto estaba lleno, y un ser serví muy completo, el cual nos gusto y como siempre te pasas comiendo, queriendo tomar un poco de todo, pan con fiambre, bollería, tartas, churros, zumos, etc. todo muy bueno.

Hicimos las maletas y regresamos a casa, donde nos esperaban mis perras, para salir al paseo y hacer sus cositas, y vuelta a la normalidad, yo me pase comiendo y puse 1,200 kg pero a fecha de hoy ya lo he perdido, menos mal.

Os dejo la galería de fotos del Hotel, y los jardines, espero os guste, y si no los habéis visitado, se animéis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.